martes, enero 16, 2007

Cuando des vuelta

Hablaba con un amigo sobre las formas literarias para presentar las letras de canciones, y revisando las mías y las de otros cantautores, me di cuenta que muchos, presentan en los libritos de sus materiales discográficos, las letras de sus canciones como las cantan, y no buscan la forma literaria adecuada (poema, cuento, etc). Algo de eso me pasó en la letra que propuse en el anterior post, porque su fraseo (ritmo) poético es diferente al de su interpretación melódica, es decir, separé los versos por la forma en que se presentan en la canción y no necesariamente por la forma en que fluye la lectura del texto. Claro que es muy complicado hacer empatar ambas, pero de ESO se trata; en todo caso, creo que se debe buscar las formas literarias adecuadas. Siguiendo con esta idea, les presento la letra de una canción que, en realidad, tiene forma de texto (de ua carta diría yo) y no de poema. Es una canción inédita y además es parte de un concepto más amplio q involucra a otra canción, un cuento y... varios años de mi vida. Por lo pronto, les dejo la letra y, en otro post, les subo la canción, que de todas maneras está en el archivo de inéditas que subí hace algunos meses; en fin, ahí les va la letra:

Cuando des vuelta
Siempre que te des vuelta y mires hacia atrás, sabré que estás pensando en aquello que hoy no se puede dar, y si es que algún día nuestros iris se volvieran a juntar, se formará un arco en cuya luz seguro alguien encontrará un tesoro y algo más. Aún conservo la carta en la que proponías perdonar esas heridas... las que nos causamos queriéndolo o no... pero el tiempo que viene será luz que nos traiga la paz.
Siempre que me dé vuelta y mire hacia atrás, sabré que estás soplando tras mis alas hasta aprender a volar, y si es que algún día nuestras almas volvieran a fusionarse en un corazón, seguro estoy que buscaría enmendar lo que siento que hice mal. Siempre recordaré aquel beso que uno noche te logré arrebatar, y por mi valor, tuve nueve años de tu amor y tu amistad... aquello nunca morirá. Siempre que me dé vuelta y mire hacia atrás, sabre que estás soplando tras mis alas hasta aprender a volar. Siempre que me dé vuelta, siempre estarás en mí.
Sergio

Etiquetas:

5 Comments:

Blogger MEntE REbelDE dijo...

Che Sergio, sabes, que es una brega que tenía desde hace harto, y que sigo teniendo, eso de cortar el verso y ponerle "enter" cuando sabes que medio que no te suena, hay tantas pilchas de por medio, que la puntuación, que la musicalidad, que el tamaño de los versos, incluso la puntuación distinta que se pone cantando. Comparto tu punto de vista hay que buscarle las formas adecuadas,y no forzar al poema creo que ese fué mi error.

6:56 p.m., enero 17, 2007  
Blogger Carlos dijo...

eso de la estructura poetica escribir como verso o prosa a veces se nos olvida, al menos a mi se me va, pero se intenta no violar las reglas de la rima, super cancion esa compadre, yo ya la saque, jajaj bien pìrata no?
un abrazo compadre.. chucky

8:30 p.m., enero 18, 2007  
Blogger Vero Vero dijo...

Justo el jueves pensaba en eso pero hacia el otro lado. El César Junaro en el concierto "Generaciones" tocó y cantó un tema que se llama "A pesar de la Ira", el cuál no está en el disco, parece ser que recién la hizó, sin embargo luego recordé que esa cancion -que sonaba familiar- era un soneto del Coco Manto, que había hecho en honor a Marcelo Quiroga Santa Cruz, es raro que no lo haya mencionado; sin embargo lo que me dejo pensando es que desde ya es tremendamente difícil musicalizar un poema, pues hay muchas variables que deben entrelazarse entre un músico y un escritor. Entonces, cuán difícil debe ser musicalizar un soneto! por la estructura natural que este tiene, ese si que debe ser un reto, o bueno no lo sé, solo lo imagino.

4:26 p.m., enero 22, 2007  
Anonymous buenaventuras dijo...

pienso que una canción es como un cristal de esos que tienen varias facetas... entonces.. las sensaciones al oir sólo la música, o leer solo la letra.. o escuchar todo en una unidad... es una cosa, que no logro entender, pero sí por lo menos logro identificar la diferencia, quizá mi insuficiente conocimiento en la materia, me lleva simplemente a poner un ejemplo con el tango... y las letras... y los poemas de Gelman que cuando los lees parece que cantaras un tanguito... no sé... No sé si lo que escribí tiene coherencia, pero es lo que siento al oir y al leer. Al menos es lo que he experimentado con tus letras y canciones.

7:20 p.m., enero 22, 2007  
Blogger Sergrito dijo...

La verdad sí es jodido buscar las formas literarias adecuadas, no?.
A (De)Mente Rebelde: no creo que haya que forzar los versos para calzarlos, pero si hay que darle muchas vueltas para que ambas cosas suenen bien juntas; claro al forzarlos, algo (la música o la letra) va a sonar mal;
Al Chucky: pues yo creo que no necesariamente hay que rimar, incluso si la letra es un poema, pero, más allá de las reglas, hay que buscar que cuando se lea tu letra, exprese, en tiempos y sentido, más o menos lo que quieres decir con tú música;
A Vero Vero: la verdad nunca musicalicé un poema, alguna vez intenté con "Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj", de Cortázar, ni comento lo que ocurrió, porque deseche la idea, era muy difícil, por un lado por el tiempo (es un cuento, no tiene rítmica fija) y por otro lado, porque temía no respetar la visión tan lúdica del cuento, y más aún en un cuento que trata sobre el tiempo desde una visión subjetiva y objetiva: "tú eres el regalado para el cumpleaños del reloj"
A Vero (Buenaventuras): sí, al final la canción tiene que ser esa unidad, y justo por eso, cada parte tiene que evocar algo similar. Recuerdo una musicalización de Aznar a un poema de Borges sobre el imsomnio; la toca en vivo con ANIMAL, y las imágenes del texto, saltan mucho con la tensión de la música de ANIMAL; me parece un muy buen ejemplo.

7:33 p.m., enero 22, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home