viernes, enero 26, 2007

El príncipe azul

Siguiendo con esta idea de que los textos de las letras de canciones tienen que tener una lógica literaria, más allá de la idea de que "vayan" con la música, les propongo un cuento. Estaba en un taller de cuento, y escribí éste; luego lo volví canción (inédita por cierto), pero sigue siendo teniendo forma de cuento.


El príncipe azul

Sí, tenías razón, yo nunca fui aquél que esperabas. Aquella vez te vi bailar y quedé hipnotizado: cómo reías, el grosor de tus labios, tu perfil de ambos lados, la sombra en tu garganta me guiaba hasta tu espalada, tu escote y la falda, y ese lunar que marca diferencia y matiz. Y te seguí, bajabas por las gradas, pero él te abrazaba, y mientras tú huías, yo veía la zapatilla, que ahora él recogía, miraba indiferente y botaba al jardín.
Sí, tenías razón, yo nunca fui aquél que esperabas. Aquella vez te seguí a casa para medir tu huella en la entrada, luego compré zapatos de tallas similares y modelos variados, y hasta diseñé el afiche que deslicé en tu puerta, por aquella ranura, y el resto ya lo sabes... yo nunca fui. Sí, tienes razón, yo nunca fui... nunca seré aquél que esperarás.

Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous buenaventuras dijo...

A ver... cuando lo escuché, tuve una sensación distinta, ahora que lo leo, no sé por qué lo primero que se me vino a la mente fue algo que dice el personaje principal de una película de Isabel Coixet (Cosas que nunca te dije): ¿Es que hay alguien que no sea raro?.
Bueno, no sé si tenga que ver con el cuento; pero así responde mi mente a las farsas tácitamente aceptadas, como los reyes magos, el príncipe azul, el ratón de los dientes, y demases entes de ese tipo. Obviamente acá no se incluyen tarados, enfermos, gordos sin amor,tullidos, enanos,vampiros ni días sin sol, porque con estos seres mi mente responde con otra hermeneutica.

4:26 p.m., enero 28, 2007  
Anonymous Anónimo dijo...

DE NIÑA ME ENCANTABAN LOS CUENTOS... PERO CUANDO FUI CRECIENDO YA NO ME GUSTÓ QUE ME CONTARAN CUENTOS... ESPERO ENCUENTREN A SUS CENICIENTAS Y A SUS PRINCIPES (AUNQUE SEAN MORADOS)
ATTE. LUZ

6:23 p.m., enero 28, 2007  
Anonymous Anónimo dijo...

querido Sergio... me movilizaste con la canción-cuento y desempolve uno que escribí una noche de desencanto. Ahí te va:

Otro cuento de hadas

Patico feo ya no es para Cenicienta
y no porque se hizo cisne...
Cenicienta no quiere príncipes ni paticos,
se hartó de dragones y caballos alados.
Dejó esta vez con tiempo premeditado zapatos y corona...
el hollín de la cara lavó muchas veces con lágrimas de hadas madrinas.
Huyó del vació del palacio y del calor del fogón.
Se alejó de ratones y calabazas

Sale desnuda al bosque
con el corazón armado y terco de coraje
liberado de espejos y brujas.

Consiente su alma con agua de arroyos
y su cuerpo con un lecho de hojas de roble.
Destierra las esperas y deshoja soledades.
Nunca se sintió tan libre
recogiendo atardeceres
y sembrando manantiales.

Hizo de su casa la flor primera de la mañana
Y respira rocío entretanto limpia la yerba mala.

El aire espeso conspira con la luna
y le regala un rayo azul que enciende sobre la flor.

Vuelvo al calor del útero,
soy y estoy conmigo
cáliz oscuro y húmedo,
semilla mía y de mis hermanas.
Vuelvo al principio,
vuelvo al vacío
vuelvo al amor.

DANIELA
(espero escuchar la canción)

6:55 p.m., febrero 07, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home